Pablo Giralt, el dueño del emotivo relato de la consagración de la Selección en Brasil que se volvió viral: “Soy el que más veces transmitió a Messi”

28 años, 28 años…”, repite en un hilo de voz Pablo Giralt cuando falta menos de un minuto y medio para que la Argentina le gane a Brasil en el Maracaná. Emocionado, hace alusión a la sequía de títulos por la que viene atravesando la Selección Argentina desde la Copa América de 1993. A su alrededor, Sergio Goycochea, el querido Goyco, celebra con energía cada corte de un avance brasileño. Matías Martin, el comentarista, pierde su habitual compostura y, como un hincha más, como si estuviera en el sillón de su living, mantiene esa arenga. Ese es el clima que devuelve la TV Pública en los instantes finales del mejor triunfo futbolero de las últimas décadas. De una hazaña, que Giralt reflejó como nadie.

“¡Vamos Argentina, todavía! ¡Bien, muchachos, bien! ¡Vamos!”, insiste Giralt, y ya no importa qué es lo que nos devuelve la pantalla, ni por dónde va la pelota, ni quipen se la disputa. “Esto es mucho más que fútobl para nosotros, para todos los argentinos”, se justifica. “Angelito tuviste tu revancha”, dice y se refiere Di María, autor del único gol del partido. “Se va a terminaaaaarrr… ¡se terminó, se terminó! ¡Leo, se terminó! ¡Se terminó, Leo, se terminó, carajo, basta!”, grita sobre el pitazo final. Argentina se consagró campeón de América, pero el relator le habla a Lionel Messi, capitán y símbolo de la celeste y blanca. “Se terminó la mufa, se terminó la mufa. ¡Somos campeones, Dios mío!”, sella para la eternidad. Solo en su cuenta de Instagram, el video de este relato lleva más de un millón y medio de visualizaciones (y contando).

“Sentí una emoción profunda, desde mi corazón. Fue un desahogo después de tantas otras situaciones en las que no pudimos ser campeones y ahora por fin se nos daba. Creo que se viralizó tanto porque todos sentimos lo mismo. Hay generaciones que no vivieron esto, entonces es espectacular… Mi hijo el otro día me dijo: ‘Papi, somos campeones’”, le confía Giralt a Teleshow sobre el momento cúlmine de su narración. Después de tantos años de seguir a la Selección por la pantalla de DirecTV, esta vez lo hizo para la TV Pública. “No podía creer lo que me estaba pasando, que el destino me haya guardado esta maravilla después de 28 años. El primer torneo que me tocó relatar en la TV Pública, Argentina salió campeón”, dice el relator.

Pablo Giralt
“Creo que se viralizó tanto porque todos sentimos lo mismo”, le dijo Pablo Giralt a Teleshow sobre su relato en la final de la Copa América 2021 (Machado Ciccala)

A la hora de definir su estilo para contar lo que pasa con los partido de Argentina, Pablo dice que se siente “como un hincha. Con algunos recaudos que tomo, pero soy muy apasionado y muy optimista. Con la Selección me permito ciertas licencias: siempre quiero que ganemos, quiero ver campeón a Messi, sufro como un hincha más. Lo vivo así”. Pero aunque sigue las campañas de la Selección mayor desde el mundial de Alemania 2006, dice que el punto de quiebre fue el gol de Di María a Suiza en Brasil 2014. “Ahí dije: ‘Bueno, basta, voy a hacer lo que siento, lo que me sale de mi corazón y mostrar el amor que tengo por la camiseta de la Selección’. Ahí solté, necesité mostrarme como soy y empecé a recorrer otro camino, en el que me siento más cómodo”, cuenta.

“Hay otros espacios en donde yo puedo analizar, poner la cabeza más fría y decir: ‘Me gustó esto, esto otro no’. Durante el partido, quiero que Argentina gane, ser positivo y tirar buena onda. No me voy a poner en negativo cuando falta mucho y cuando siempre puedan pasar cosas. El fútbol siempre sorprende”, justifica con razón.

Además de seguir la campaña de Argentina a través de la TV Pública, la voz de Giralt puede ser escuchada en las transmisiones del campeonato argentino de Primera División a través de TNT, La Liga de España por DirecTV y los partidos de Copa Libertadores en Radio La Red. “Cada partido lo relato como una final. Es un laburo que lo hago con una pasión absoluta y creo que la gente se da cuenta de eso”, dice.

Pablo Giralt familia
Pablo Giralt y su familia: junto a su mujer, Valeria, tuvieron a sus hijos Lautaro y Facundo

Uno de los hits de Pablo Giralt durante la campaña de Argentina en esta Copa América fue haber incluido un apodo de Messi que surgió en las transmisiones de Twitch del comediante Luquitas Rodríguez: se escuchó el “Ankara” que impuso el comediante justo antes del cuarto gol de la Selección ante Bolivia. Y lo curioso es que en la previa a este torneo, se había dado una disputa entre periodistas deportivos de la vieja guardia y estos nuevos comunicadores. “Es un enorme error no aceptar las nuevas plataformas y sus figuras. Hay lugar para todos. Y nosotros tenemos que, sin abusar, emplear un lenguaje inclusivo para con las nuevas generaciones. Te juro que no es forzado, es por escucharlo a mi hijo, que por ahí dice ‘buenardo’ o el ‘Ankara’ de Luquitas, que a mi me hace reír mucho”, dice Pablo. “Consumo mucho Twitch, sigo a Ibai, a Luquitas, veo que hay una generación que ha hecho un cambio enorme en las redes sociales. Y si con una palabra los más jóvenes se sienten parte, la misión está cumplida”, agrega al respecto.

Exactamente cinco minutos después de levantar la copa, el equipo argentino lo celebró de cara a la reducida hinchada que lo pudo ver desde el Maracaná. Y alzaron la voz para entonar un viejo hit, el lado B del naive y ATP “vamos vamos, Argentina”: “Se lo dedicamos a esos putos periodistas, la puta que lo parió… oh oh, oh oh, hay que alentar a la Selección”. Dice Giralt: “Cuando uno opina, y hace una crítica, vos no estás criticando solo al protagonista. Detrás de él, hay una familia, hay amigos, hay un montón de gente que se siente herida si la crítica no es respetuosa. Quizás al protagonista le duele menos por lo que le dicen, sino por la reacción de su familia. Cuando insultan al periodismo, no lo avalo, no me parece bien. Pero yo no me siento aludido en lo más mínimo con ese cantito”. Y apunta que esta confrontación “es histórica. Desde el 86 para acá, siempre se busca un enemigo para decirle: ‘Te ganamos a vos’. Algún día habrá que cerrar eso y dejarlo de lado”, agrega.

Pablo Giralt
A la hora de relatar a la Selección Argentina, Pablo Giralt dice que se siente “como un hincha” (Machado Ciccala)

Quienes sigan las transmisiones de Giralt, saben que Lionel Messi es su mayor debilidad dentro del rectángulo verde. Y en ese sentido, Pablo es un afortunado: “Empecé a relatar a Argentina en el Mundial 2006 y antes había estado en transmisiones del Sub 20 y el Sub 17: relaté el debut de Messi en la selección, con ese amistoso que se armó con Paraguay. Tuve la suerte de estar ahí sin saber que eso iba a marcar un punto de inflexión en la historia de la selección, dice.

“Debo haber sido el periodista que más relató a Messi en toda su carrera”, dispara. “Yo relato todos los fines de semana, estuve en un montón de Barcelona – Real Madrid desde los estadios… Tendría que ver en mi archivo y contar la cantidad de goles suyos que relaté. Debo ser el que más relató a Messi en su carrera”, repite. Y una vez más, le tira flores: “Lo que más me sorprende de él es que nunca pierde la motivación. El pibe entra a la cancha y quiere ganar, a él le gusta jugar a la pelota. Es feliz, y se le nota”.

Los tres relatos favoritos de Giralt con la Selección Argentina

1 – Gol de Ángel di María a Suiza (octavos de final de Mundial de Brasil 2014)

Partido trabado que se definió en el alargue tras una recuperación de Palacio, un regate épico de Messi y una definición exquisita de Fideo. “Fue lindo por el descargo. Había fallecido mi abuela el día anterior, mi mujer estaba embarazada… estaba emocionalmente muy cargado, habían pasado cosas fuertes en esas últimas horas. Y el gol de Angelito, con un partido bravo, fue una descarga absoluta. ‘La puta madre, gol’, me salió del alma”, recuerda Pablo.

2 – Penales de Argentina vs. Holanda (semifinal Mundial de Brasil 2014)

El ansiado pase a una final del mundo, después de 24 años, estaba en los pies de Maxi Rodríguez, luego de que Sergio Romero haya atajado dos penales. “Cuando veía a Maxi caminando para ir a patear, no podía hablar. Tenía un nudo en la garganta. Cuando relatás a Argentina en esos momentos sentís que te están ahorcando, tenés una presión en la garganta tan grande, de los nervios, de la ansiedad… Y cuando entró la pelota, ya no podía más. Alguno por ahí te puede decir: ‘Uy, mañana me puedo arrepentir de la ridiculez de llorar’… y te juro que no, porque fui yo. Yo soy así, hay cosas que me sensibilizan y me gustan”, define Giralt.

3 – Gol de Marcos Rojo a Nigeria (fase de grupos del Mundial de Rusia 2018)

Argentina necesitaba de una victoria para pasar de fase, pero faltaba un gol y quedaban dos minutos para que terminara el partido. “Me gustó porque tiene que ver con esa actitud de no dejar de creer. ‘Con optimismo, no bajemos los brazos, a luchar hasta el final, vamos’. El relato de todo ese partido fue así”, dice.

SEGUIR LEYENDO:

La dura devolución de Ricky Montaner a una participante de La Voz Argentina: “Los problemas de afinación fueron un poco graves”

La emoción de Antonio Grimau tras haber superado el coronavirus: “Comprobé que la muerte no es tan trágica”

Susana Giménez realiza todos los días una “caminata recuperativa” tras contagiarse de coronavirus

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Archivos

Categorías