‘Falcon y el Soldado de Invierno’ juega con sus amenazas en el episodio 2, ¿cómo encajaría Zemo?

¡Cuidado SPOILERS!

* Hablamos de puntos clave del 1×02 de ‘Falcon y el Soldado de Invierno’, si no lo has visto, ¡no sigas leyendo!

El episodio 2 de ‘Falcon y el Soldado de Invierno‘ ya enfoca las cosas de otra manera. Tenemos una escena de acción tan bien ejecutada como la que da el pistoletazo de salida a la serie, pero bastante más atractiva en su conjunción de elementos. Tenemos más detalles de la amenaza que se oculta tras esos Flag-Smashers, ¿con quién al frente? Y tenemos un conflicto racial mucho más cuajado que insinuado. Pero, sobre todo, nos topamos con una gran variedad de grises de entre los que destaca Zemo. El largamente rumoreado villano al que da vida Daniel Brühl, cierra un capítulo muy de subir las apuestas y espesar la trama; y lo hace con un giro bastante inesperado: ¿cayendo más del lado de nuestros héroes?

 Zemo en 'Falcon y el Soldado de Invierno'

En medio del conflicto con el que se han topado Sam y Bucky, entramado en el que están involucrados un puñado de super soldados, aparentemente la única fuente de información disponible ha resultado ser este villano al que conociésemos en ‘Capitán América: Civil War, un ex militar sokoviano completamente obsesionado por averiguar más de lo que puñetas hiciese HYDRA en Siberia el 16 diciembre 1991. La última vez que habíamos visto a este anti-vengadores había sido internado en una prisión de máxima seguridad y allí es precisamente donde nos lo hemos reencontrado, encarnando a la única esperanza para los personajes de Anthony Mackie y Sebastian Stan. El dueto tan cómico como traumado ha llegado a la conclusión de que llamar a la puerta de Zemo es la respuesta por dos motivos: que Isaiah les ha dado la patada (y con razón) y que el malvado de Brühl podría saber más de lo que imaginamos.

Y es que en la repetición de aquella fecha, Zemo buscaba averiguar más sobre una misión relacionada con el serum del que nacen esos super soldados que ahora parecen salir hasta de debajo de las piedras. Dicha obsesión viene de su deseo de venganza por la muerte de su familia en ‘Vengadores: La era de Ultrón‘, de su consecuente odio a estos superhéroes y de su convencimiento de que HYDRA era esencial en lo relacionado a estos individuos con habilidades sobre humanas. No se equivocaba porque esta organización maléfica se hizo con una dosis del codiciado suero en la década de los 90, después de aquella historia nada exitosa de la que naciese Cráneo Rojo en los 40. El científico Abraham Erskine es el creador, pero no el único que ha experimentado con dicha sustancia milagrosa poniéndose del lado del ejército estadounidense. También Howard Stark, padre de Tony a.k.a Iron Man, hizo sus pinitos con el suero, por lo que presumiblemente el gobierno estadounidense podría haberse dedicado a seguir perfeccionando la sustancia y testándola en humanos. Es decir, tendríamos al menos dos fuentes potenciales de las que habría podido surgir el suero de súper soldado que estaría tras los revolucionarios Flag-Smashers, un compuesto que tras años de experimentación sería menos psicoreactivo y respondería mejor al contacto con cualquier sujeto.

 Sebastian Stan en 'Falcon y el Soldado de Invierno'

La cuestión es que Zemo está en el centro del meollo, lo primero porque no sabemos cuántos datos ha podido reunir en sus años obsesivos, si sabrá más de los súper soldados “fallidos” que criogenizase HYDRA; y lo segundo porque según parece insinuar cierta filtración, este personaje seguiría en posesión del libro rojo del Soldado de invierno, aquella herramienta cuya efectividad a la hora del controlar a Bucky era total (la última vez que la vimos en acción). Así, por mucho que Sam y Bucky no tengan otra opción que intentar orientarse en torno a los Flag-Smashers acudiendo a Zemo, es más probable que este ex militar termine revelándose como el artífice del conflicto en un nuevo intento de liberar a la Tierra de los vengadores.

Además, no sabemos hasta qué punto el libro rojo sigue afectando a Bucky, pero desde luego la meta última de ese camino por alcanzar una salud mental pasaría por verse libre de caer preso de voluntades ajenas en contra de lo que dicte la suya. Es decir, Zemo es clave como nexo de unión con los super soldados, pero también como herramienta de presión sobre esa dificultad de Bucky para superar su pasado y encontrar una paz consigo mismo. Una clave de la que nos falta un contexto vital: ¿Zemo desapareció durante el blip? ¿Aprovechó el caos generado por el chasquido de Thanos para conectar con el exterior y seguir maquinando?

 Carl Lumbly en 'Falcon y el Soldado de Invierno'

El Capitán América negro

En el desarrollo de todos los super soldados que ahora están saliendo a la luz, se nos ha presentado también a Isaiah Bradley, personaje interpretado por Carl Lumbly que si bien fuese un ejemplo exitoso del uso del serum, no ha tenido una vida ni remotamente similar a la del personaje al que diese vida Chris Evans. Conocemos al Capitán América negro como un soldado que solo ha experimentado mucho sufrimiento, que no tiene intención de perdonar a Bucky y al que le han hecho toda clase de perrerías para saber más del efecto de esa sustancia que parece encontrarse en el centro de ‘Falcon y el Soldado de Invierno’.

Y aquí es donde se pega ese salto tan cualitativo desde el punto de vista racial. El testimonio de Isaiah y su dolor ya marcaban de por si un trato completamente diferente en contraposición a lo que viviese Steve Rogers, pero para más inri justo después somos testigos de una escena muy cercana a la realidad actual del conflicto racial que sufre Norteamérica. Un par de policías presencian la agitada discusión en la que están inmersos Sam y Bucky y no dudan en pedir la documentación a Falcon, agarrando su arma y mostrando una agresividad que ni roza a Bucky. Al darse cuenta de quién es ese negro al que están amenazando, la situación de peligro desaparece, pero dicho instante de conflicto que atañe a Sam siendo Bucky el “sospechoso” al que estaban buscando, es más que suficiente para subrayar el problema. Si eres negro en Estados Unidos hay de por medio una presunción de culpabilidad y un trato muy diferente del que gozan los blancos.

Tiene toda la pinta de que Isaiah va a verse obligado a salir de su “retiro”, en medio de ese caldo de cultivo racial que escala más rápidamente que el conflicto avivado por los globalistas. Saldremos (¿un poquito aunque sea?) de dudas el próximo viernes con el tercer episodio de esta nueva propuesta enmarcada en el Universo Cinematográfico Marvel.

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Archivos

Categorías