Elvis Presley odiaba ver sus propias películas porque le parecían malísimas… pero rechazó el papel que le habría cambiado la vida

En 1956, Elvis Presley tenía 21 años y acababa de conseguir el éxito nacional con ‘Love me tender’, el primer single de la historia que pasaba del millón de unidades vendidas. Ese mismo año se iba a lanzar su primera película como actor secundario. Su nombre, ‘The Reno brothers’, se cambió a última hora, y para toda la eternidad sería conocida como ‘Love me tender’. Ríete tú del marketing de ahora.La cosa es que el cantante no quería cantar en ninguna de sus cintas porque, como cin´éfilo que era, quería ser reconocido solo por su talento interpretativo. Spoiler: sale mal.

La mayoría malísimas

Las películas de Elvis se sucedían en taquilla una tras otra: no eran raros los años donde, al estilo Marvel, estrenaba tres películas, con títulos como ‘El ídolo de Acapulco’, ‘Primos queridos’, ‘¡Chicas! ¡Chicas! ¡Chicas!’ o ‘El barrio contra mí’. Sin embargo, Elvis disfrutaba de otro tipo de obras. Algunas de sus cintas favoritas eran ‘Qué bello es vivir’, ‘Cumbres borrascosas’, ‘El señor Skeffington’ o ‘Carta de una desconocida’. Nada que ver con su ‘Rock de la cárcel’, por ejemplo.

Elvis

Sí, había llegado a hacer cine, pero, ¿a qué precio? El artista ni siquiera veía sus propias películas porque, según su padre, no le gustaban la mayoría de ellas.

Le daban un millón de dólares por película más el cincuenta por ciento de la taquilla, así que estaba bien pagado. Pero nunca tenía la última palabra sobre el guion o control sobre las canciones o cualquier otra cosa.

La película en la que Nicolas Cage se comió una cucaracha, luchó por un murciélago real, se convirtió en meme y se hundió en taquilla

En total, el Rey hizo 31 películas, pero terminó abandonando el mundo del cine casi por completo, más allá de un par de películas como productor, en 1969, cuando hizo del doctor John Carpenter (nada que ver con nuestro John Carpenter, claro) en ‘Cambio de hábito’. Sin embargo, este no tuvo por qué ser el final.

Elvis Pelicula

No ha nacido una estrella

Desde su inicio hasta el final, el cine de Elvis fue poco a poco cayendo en una espiral de decadencia, y llegado a un punto se basaba en cantar a chicas en bikini en una playa. Poco importaba: seguían recaudando muchísimo dinero, y su manager, el Coronel Tom Parker, estaba más que satisfecho con ello. Pero al cantante le ofrecieron otras películas que por un motivo u otro no pudo (o quiso) aceptar. Y la lista podría haber cambiado su carrera por completo.

Su papel recayó finalmente en Paul Newman, pero podría haber estado en ‘La gata sobre el tejado de zinc’. Incluso Robert Mitchum le pidió personalmente que fuera su hijo en ‘Camino de odio’, pero el Coronel se negó, pudo haber aparecido en ‘West side story’, ‘Un beso para Birdie’… ¡E incluso ‘Cowboy de medianoche’! El Coronel no aceptaba que su estrella interpretara papeles moralmente confusos y le cerró las puertas de todas ellas.

Ha Nacido Una Estrella

Sin embargo, la película más sorprendente que podría haber dado la vuelta a la carrera de Elvis Presley fue ‘Ha nacido una estrella’, en su versión de 1976, junto a Barbra Streisand. La propia Streisand quería sí o sí a Elvis en este remake, que finalmente obtuvo cuatro nominaciones al Óscar y ganó una. Tantas ganas tenía que fue hasta Las Vegas para convencer a Elvis después de una actuación de que hiciera el papel. Él estaba medio convencido pero, una vez más, el Coronal lo impidió, enfadado porque Streisand no acudiera primero a hablar con él.

Las 31 mejores películas sobre la industria de la música

Para evitar que apareciera en ‘Ha nacido una estrella’, el manager simplemente exigió unas condiciones leoninas. Pidió que Presley apareciera primero en el cartel por encima de Streisand, y que le pagaran una suma de dinero inmanejable. Al final, dado que llevaba siete años fuera de un rodaje y nadie sabía cómo funcionaría en taquilla, decidieron dejarle marchar y fichar en su lugar a Kris Kristofferson, cuya actitud, por cierto, casi les cuesta la salud mental a todos los implicados.

Elvis Presley sigue siendo recordado hoy en día y no solo por su música: incluso sus películas tienen un extraño culto alrededor. Quizá la mayor prueba de que su legado está entre nosotros puede verse en ‘Elvis’, la obra de Baz Luhrmann que, por fin, acaba de estrenarse. ¡Larga vida al Rey del Rock!

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Archivos

Categorías