70 anécdotas de Charly García: la banda que lo silenció, el cadáver que paseó en silla de ruedas y su concierto a los 4 años

Charly García cumple 69
Dicen que a los argentinos nos identifica el mate, el asado, el fútbol. Y a la lista podríamos sumar las canciones de Charly García (MAXIMILIANO VERNAZZA/)

1. Nació el 23 de octubre de 1951. Charly suele contar que su abuelo paterno construyó el puerto de la ciudad de Buenos Aires y el Torreón de Mar del Plata. Su papá, Carlos Jaime García Lange, era físico y matemático, dueño de una de las primeras fábricas de fórmica del país.

2. “(Mi papá) era un tipo un poco especial. Su familia venía de Holanda, era un ricachón muy educado al que le costaba mucho expresar sus emociones. Pero cuando lo hacía era muy fuerte: lloraba, cantaba, te abrazaba, era un divino. El resto del tiempo podía llegar a tener un humor imbancable”.

3. Según cuenta Sergio Marchi en su libro No digas nada, una vida de Charly García, cuando no había cumplido los tres años le regalaron un pianito de juguete. Días después su mamá escuchó cómo con esas teclitas creaba algo parecido a una melodía.

4. Con cuatro años empezó a estudiar piano en el Conservatorio Piazzini. El 6 de octubre de 1956 dio su primer concierto, a días de cumplir cinco años.

Charly García de niño
“¿Por qué tengo el bigote bicolor? Porque mamá y papá se fueron muy lejos. Los extrañé mucho y así me salió el bigote. No fue antojo, fue un extrañar. Tenía 2 años y 32 mucamas”, contó Charly García de su niñez

5. Ese año sus padres viajaron a Europa. Su ausencia afectó su cuerpo y desarrolló vitiligo: le quedó la mitad de su cara blanca.

6. “En mi más tierna edad, lo que me pegaba era (Federico) Chopin. Y también (Sebastian) Bach. Eso era lo que más me gustaba tocar. Me parecía increíble la diafanidad de los contrapuntos de Bach, era como un montón de hormiguitas yendo para arriba y para abajo. No había acordes. Además, para practicar técnica pianística era ideal. Federico era como más pop, temas muy bien armaditos, con una melodía, una especie de estribillo… Romántico y ganchero”. (El Musiquero, Mayo, 1987).

7. Cursó el secundario en el Instituto Social Militar Doctor Dámaso Centeno, en el barrio de Caballito. Solía tocar el piano del salón de actos. En el contraturno asistía Nito Mestre; coincidieron en cuarto y quinto año.

8. Su mamá, Carmen Moreno, era productora del programa radial Folklorísimo. Un día Mercedes Sosa fue a su casa y al escuchar tocar al pequeño Carlitos, dijo: “Este chico es como Chopin”.

9. En la prueba de sonido de un concierto, un pequeño Charly le aseguró a Eduardo Falú que una de las cuerdas de su guitarra estaba desafinada. Así descubrieron que tenía oído absoluto. En este video Charly explica de qué se trata.

10. En 1964 escuchó por primera vez a Los Beatles. “Me volví loco: pensaba que era música marciana. Música clásica de Marte (…) No se suponía que los jóvenes hicieran canciones y cantaran. Lo primero que escuché de ellos fue ‘There’s a place’. Y ahí, ¡kaboooom!, acabó mi carrera de músico clásico”. (No digas nada, una vida de Charly García, Sergio Marchi, Sudamericana).

11. Vio 27 veces la película A Hard Day’s Night.

12. De chico era hincha de San Lorenzo de Almagro como su papá, pero de adolescente se pasó a River. “Me gustó la camiseta, esos colores son alucinantes”. Solía ir con sus amigos a la cancha pero como no tenía plata entraba cuando abrían las puertas en el segundo tiempo. El 23 de junio de 1968, cuando 71 hinchas murieron porque una puerta fue cerrada, Charly estaba presente. “Con mis amigos entramos en el segundo tiempo y desembocamos en la Puerta 12. Ahí nos dimos cuenta de que estábamos en medio de la hinchada de Boca, así que nos fuimos a la mierda. Caímos en la tribuna de River y por eso me salvé”.

13. No maneja un celular y casi que no tiene vínculos con la tecnología. Eso sí, es un experto en todo aparato que tenga que ver con la música. Y también usa su iPad… para enchufarlo al amplificador.

Charly García de niño
Al ver la habilidad que Charly García tenía para tocar su pianito de juguete, lo llevaron a la casa de un vecino para ver si podía hacer lo mismo en un piano de verdad. Comprobaron que al silbarle melodías, encontraba las notas y podía reproducirlas en el piano. Amaba la música clásica y odiaba lo popular, incluso apenas dormía, y se pasaba los días enteros interpretando a Chopin y Mozart

14. Conoce mucho de electrónica. Cierta vez agarró una cámara de video de mano y la desarmó pieza por pieza. Después armó otros aparatos con los que formó un circuito cerrado de televisión propio, donde levantaba el teléfono y podía escuchar lo que hablaban de él en el living. Así descubrió deslealtades, traiciones y robos.

15. Como conscripto clase 51 hizo de todo para lograr que lo dieran de baja. Inventó enfermedades y delirios. Lo máximo fue pasear a un cadáver en silla de ruedas. Cuando le preguntaron por qué lo hizo contestó: “Lo vi muy pálido”.

16. Su mamá le llevó un frasco de anfetaminas para que tomara algunas y simulara un soplo al corazón, pero él ingirió todas y casi se muere. Logró que le dieran la baja y un diagnóstico de “maníaco-depresivo con personalidad esquizoide”.

17. Le tiene fobia a los dentistas y al torno.

18. Cuando fue a grabar el demo de Sui Generis, el técnico les avisó que al lado había otra banda grabando. Era Almendra. “Tardé un año en volver a componer después de escucharlos”.

Adios Sui Generis
Cuando Charly García estaba en tercer año del secundario conoció a Nito Mestre. En un principio, Sui Generis estaba formado por Mestre, Carlos Piegari, Rolando y Jorge Bella y Beto Rodríguez. El grupo tocaba en algunas fiestas e incluso alquilaba pequeños teatros para poder mostrar su música

19. “En esa época Charly tendría 19 años y claro, el quería hacer Sui Generis, ya tocaba con Nito, pero la madre lo mandaba a laburar. Tenía una edad para salir a laburar. ¿De qué laburaba? Insólito. Inspector de comercios. Una vez estábamos el Gordo Pierre y yo en una pizzería en la calle Córdoba, y entra Charly. Uniforme, pelito corto: ’¿Qué hacés, Charly?’. ‘Estoy trabajando, soy inspector’”, contó Miguel Cantilo.

20. “Y sí, había tenido que salir a laburar porque la madre lo había obligado. Y laburó un tiempo de eso. Lo gracioso fue que lo encontramos justo, con las manos en la masa y muy a regañadientes. Pero bueno, a todos nos tocó hacer laburo insólitos en nuestra vida. A él le tocó eso.” (Hablando a tu corazón, Miguel Cantilo).

21. En 1972 conoció a María Rosa Yorio, que con el tiempo sería su pareja y mamá de su único hijo, Miguel. “A pesar de la imagen de locura que uno puede recibir de él, Charly es un tipo que cuida determinados valores. Como esposa me cuidó muchísimo, me valoró, y me ayudó mucho en mi carrera musical”, aseguró María Rosa en No digas nada.

Adios Sui Generis
Los medios de época reflejaban la “locura” que generaba Sui Generis, con Charly García y Nito Mestre

22. A comienzos de los años 70 fundó Sui Generis junto a Nito Mestre. En 1975 se separaron, pero antes protagonizaron un histórico recital de despedida con 25 mil personas en el Luna Park. La demanda fue tal que hicieron dos funciones el mismo día. Luego formó la banda PorSuiGieco, junto a Raúl Porchetto, León Gieco, el propio Mestre y María Rosa Yorio.

23. La Máquina de Hacer Pájaros fue su siguiente banda con la que editó dos discos, uno homónimo (1976) y el otro, Películas (1977). En 1978 y hasta 1982 fundó y lideró otra de las bandas que dejó huella en la música argentina: Serú Girán. Inmortalizó sus letras en cinco discos: Serú Girán (1978), La grasa de las capitales (1979), Bicicleta (1980), Peperina (1981) y No llores por mí, Argentina (1982).

Para la presentación de La grasa de las capitales, Serú todavía no se había convertido en lo que llegaría a ser después. Tanto es así que las entradas eran simples fotocopias. En una oportunidad, David Lebón recordaba: “Salíamos con una motito que tenía Charly a vender los shows puerta a puerta. Manejaba yo,  porque Charly chocaba siempre. El iba atrás con una valijita"
Para la presentación de La grasa de las capitales, Serú todavía no se había convertido en lo que llegaría a ser después. Tanto es así que las entradas eran simples fotocopias. En una oportunidad, David Lebón recordaba: “Salíamos con una motito que tenía Charly a vender los shows puerta a puerta. Manejaba yo, porque Charly chocaba siempre. El iba atrás con una valijita”

24. Serú Girán surgió en Búzios, en charlas con David Lebón, y luego se unirían Oscar Moro y Pedro Aznar. El comienzo del grupo fue también el de su relación con Zoca, una joven brasileña que fue su pareja durante más de 10 años.

25. Charly conoció a Marisa Pederneiras en 1977. Ella era una bailarina de 17 años que había llegado a Buenos Aires con una compañía de danza contemporánea. Charly acababa de separarse de María Rosa Yorio, que se puso en pareja con Nito Mestre.

26. El músico vivió una temporada con Pederneiras en Belo Horizonte, en Brasil. A mediados de 1978 alquiló una casa en Búzios. Los Lebón ocupaban la planta baja, mientras que él y Zoca vivían en el primer piso. Charly un par de veces usó la ventana como trampolín para saltar a la pileta, hazaña que repetiría años más tarde en Mendoza.

27. Según cuenta el periodista Carlos Polimeni, en su departamento de Coronel Díaz y Santa Fe, Charly solía guardar miles de dólares debajo del colchón o en los bolsillos de los sacos. El periodista le sugirió depositarlos en un banco y el músico le preguntó a qué hora cerraban. “A las tres o cuatro de la tarde”, le contestó. “Jamás en mi vida estoy levantado a esa hora”, simplificó García.

28. Planeaba llamar “Mi Amor” a la canción de su disco Piano bar. Sin embargo, ya había otra canción llamada así, y la Sociedad Argentina de Autores y Compositores impedía repeticiones de nombre. Como protesta a la norma, la denominó “No se va a llamar mi amor”.

Para poder lanzar Filosofía barata y zapatos de goma, Charly García debió sortear algunos problemas judiciales, dado que el disco incluía una versión del Himno Nacional Argentino y una persona había radicado una denuncia en la Justica alegando que constituía una ofensa contra un símbolo patrio
Para poder lanzar Filosofía barata y zapatos de goma, Charly García debió sortear algunos problemas judiciales, dado que el disco incluía una versión del Himno Nacional Argentino y una persona había radicado una denuncia en la Justica alegando que constituía una ofensa contra un símbolo patrio

29. Sin dudas que uno de sus temas más identificados con la época de la dictadura es “Canción de Alicia en el país”, que formó parte del álbum Bicicleta. Invitado por Felipe Pigna en Qué fue de tu vida, Charly explicó cómo la compuso: “Cuando hay un enemigo visible, uno se tiene que esforzar más para protestar y que no se den cuenta. Me puse metafórico pero bastante directo. Bastante directo porque hablaba de las torturas; de las morsas, que era Onganía; los brujos, que era López Rega”.

30. En la misma entrevista recordó: “Yo creo que los recitales de Serú Girán en Obras eran lugares de resistencia. La gente iba ahí y se expresaba. Una vez se iban a llevar a una chica en cana y yo paré el concierto y le dije al iluminador: ‘Iluminá ahí’. Y entonces estaba el tipo con la mina y le digo: ‘Somos 5.000 contra uno’. Y no se la llevó”.

31. Pigna le preguntó si sentía el peso de ser un referente en una época tan difícil. García respondió: “Sí, pero me daba una mezcla de paranoia y orgullo porque había que tener huevos para estar todo el tiempo tan expuesto; y cuando escuché (la canción) ‘Working Class Hero’ (‘Héroe de la clase trabajadora’), de John Lennon, me sentí muy identificado”.

32. Durante el concierto organizado por Amnesty International en 1988 del que participaron Sting, Peter Gabriel y Bruce Springsteen, Charly le dijo a este último, cuyo apodo es El Jefe: “Acá el jefe soy yo” porque Springsteen no quería figuras locales en el line-up del show.

Fana de River, Charly García reveló lo mucho que sufrió en 2011 el descenso: "Lo viví como el Tano Pasman". En el 2009 le hicieron un homenaje en el Monumental, se llevó la camiseta 10 firmada por el plantel y la ovación de la hinchada (Foto: Télam)
Fana de River, Charly García reveló lo mucho que sufrió en 2011 el descenso: “Lo viví como el Tano Pasman”. En el 2009 le hicieron un homenaje en el Monumental, se llevó la camiseta 10 firmada por el plantel y la ovación de la hinchada (Foto: Télam)

33. En 1987, en un recital alguien del público le gritó “maricón”. Charly se bajó los pantalones y mostró sus genitales. Esto le valió un procesamiento por conducta obscena.

34. En el año 2000 viajó a Mendoza para un recital, pero la situación se complicó. Después del show fue con un grupo de conocidos a un bar. “Personas que yo no conocía empezaron a revolear sillazos y una mujer que nunca vi presentó una denuncia contra mí”. La policía fue a buscarlo, lo llevaron por la fuerza a un juzgado y luego a la penitenciaria. Le leyeron sus derechos y le dijeron que él era una persona igual al resto ante la ley. “No soy como el resto, soy un genio”, les contestó Charly.

35. Volvió al hotel. Vio la pileta y decidió tirarse desde el noveno piso. Primero arrojó un par de objetos para asegurar el salto. Periodistas que aguardaban una conferencia que daría el entonces ministro de Trabajo Alberto Flamarique registraron el momento. “Al principio dudé y me pregunté si la embocaré. Y…¡paf! la emboqué”, contó en el documental Bios. “Yo practicaba esos saltos, ¿vos te creés que estaba loco? No estoy loco, pero tenía un solo salto para hacer. Era tac, tac (caer adentro de la piscina) o tac y paf (caer afuera)”.

36. Fue entonces que reveló: “¿Sabés por qué me tiré? Porque me perseguía la policía. Había un policía abajo y no venía a decirme: ‘Ehhh, no se tire’, entonces me tiré”. Charly terminó la anécdota con una conclusión increíble. “Cuando al final subió me dijo ‘Yo soy la policía’. Y yo le respondí: ‘¿Y quién te mandó a no estudiar?’. Me divertí mucho. Además, no me dolió nada ese salto”.

Todo hace presumir que Charly, luego de caminar por la terraza, subió a la plataforma que se alcanza a ver en el pie de la foto y se arrojó desde ahí (Marcelo Ruiz)
Todo hace presumir que Charly, luego de caminar por la terraza, subió a la plataforma que se alcanza a ver en el pie de la foto y se arrojó desde ahí (Marcelo Ruiz) (NICO AGUILERA/)

37. En el aeropuerto y en el vuelo para volver a Buenos Aires, comenzó a escribir dos temas: “Me tiré por vos” y “Noveno B”, ambas sobre ese momento.

38. En ese tiempo también tenía la costumbre de destrozar guitarras y equipos de sonido en la mayoría de sus shows.

39. En julio de 2008 sufrió un ataque de ansiedad y causó destrozos en la habitación de un hotel, otra vez en Mendoza. Con sangre en su ropa, el artista fue esposado y conducido a una clínica neuropsiquiátrica.

40. Antes de cumplir 64 años estuvo internado unos días por una operación de cadera. Para el festejo de su cumpleaños les pidió a sus invitados que asistieran en silla de ruedas.

41. Solía usar aerosoles para pintar y rediseñar ropa, distintos objetos y las paredes de su departamento. En este video explica por qué.

42. En 1993 compuso la cortina musical del programa de Tato Bores, que se llamó Good Show.

43. En 2009 ofreció un épico y multitudinario show que bautizó como El Concierto Subacuático, porque lo realizó bajo una torrencial lluvia en el estadio de Vélez.

44. En enero del 2004 dio un recital en el Patinódromo de Mar del Plata. Tocó una hora y 20 minutos y se fue. Pese al pedido de la gente no volvió al escenario. Al rato apareció en un boliche ubicado muy cerca, en la calle Alem: tocó tres horas y pico… al precio de una consumición.

45. En el sitio Musiquiatra, un fan contó esta anécdota: “Estábamos comprando discos allá por el 2002, 2003, y Charly se le pone a mi viejo al lado y le empieza a recomendar discos de bandas británicas o estadounidense y le tira un comentario tipo: ‘Acá en este país hay buenos músicos, excelentes músicos pero los grosos están todos ocupados y ahora la música de la radio es mala’. Y siguió. Mientras tanto estaba con la canastita de plástico que te daban y tiraba los discos que agarraba como si estuviera comprando paquetes de azúcar. Se vuelve a acercar con tres discos y le dice a mi viejo: ‘Tomá, llevate estos, que te van a encantar’. Los discos fueron The man who, de Travis, To Venus and Black, de Tori Amos, y el primer disco de Queens of the Stone Age”.

"Tocar con Charly es como salir de gira con los Stones", dijo Fito Páez. Acá, los dos con Joaquín Sabina y Andrés Calamaro (Foto: NA)
“Tocar con Charly es como salir de gira con los Stones”, dijo Fito Páez. Acá, los dos con Joaquín Sabina y Andrés Calamaro (Foto: NA)

46. “Habían ido a Texas a encontrarse con Pete Townshend pero terminó todo medio en la nada. María Eva lo acompañó y fueron a Houston a embarcar en el vuelo de regreso y a Charly no lo dejaban porque se ve que estaba muy pasado. El paramédico, para comprobar su estado le dice: ‘A ver, ¿qué día es hoy?’. Y Charly no tenía idea, no sabía ni qué fecha era. Y el paramédico insistía. Y Charly le dice: ‘Yo no sé qué día es hoy, ¿pero vos sabés como se llama el guitarrista de los Who?”. (100 veces Charly, José Bellas y Fernando García, Ediciones B).

47. “Querido amigo: yo pasé por internaciones en las que gasté dos o tres años de mi vida, en clínicas, escuchando a psicólogos que niegan a ‘gente diferente’. Es imposible que entiendan a ‘gente diferente’. Te doy un consejo: seguirlos es una absurda estupidez y recordá que sos un genio que todos te aman. Contá conmigo. Charly”. (Carta de Charly García a Diego Maradona, en una de sus últimas internaciones).

carta de puño y letra de Charly García a Maradona
La carta manuscrita de Charly García a Diego Maradona

48. “Cada vez que aparecía una carta documento en su buzón del correo, Charly la tiraba a la basura sin siquiera mirarla o dársela a algún abogado. Así, sin saberlo, se declaraba en rebeldía ante la ley y gatillaba todos esos procesos legales y juicios que han puesto en jaque su economía más de una vez”. (Asesínenme. Rock y feminismo en los años 70. María Rosa Yorio. Planeta. 2019)

49. Un mes antes de su despedida, en septiembre de 1975, Sui Generis tocaba en Montevideo. La Dictadura seguía el show y “Botas locas” era la señal que esperaban para arrestarlos. Los represores escucharon la letra y procedieron.

50. El bajista Rinaldo Raffanelli recordaría: “Fueron presos hasta los equipos. Después nos hicieron declarar a todos por separado. El primero en ir fue Charly, que cuando volvió nos hizo señas de que dijéramos que no sabíamos las letras. Va Juan Rodríguez y cuando le preguntan por la letra de los militares dice que es el baterista y no canta. Yo hago lo mismo, digo que toco el bajo, y Nito dice que toca la flauta. Después nos soltaron a todos. Cuando estuvimos lejos le preguntamos a Charly qué era lo que había hecho. El Flaco les cambió toda la letra de ‘Botas locas’ y les hizo creer que era un tema nacionalista. En vez de ‘si ellos son la Patria, yo soy extranjero’, les dijo ‘si ellos son la Patria, yo me juego entero’. Fue increíble, lo hizo todo en el momento y sin consultarnos. La sangre de pato de García nos salvó la vida”.

51. Charly adoraba ir al programa de Susana Giménez. Fue a muchos principios de ciclo y la diva también lo quería en el programa. Sus diálogos eran desopilantes. Una vez ella le dice: “¡Ay, Charly, estás más gordito!”, y él le responde “Vos también”. Otra vez le rompió al aire el apuntador donde la diva tenía anotadas las preguntas.

52. “El back era tremendo, la producción de Susana temblaba por lo que podía pasar en el aire, pero él tenía muy buena onda con ella. Obviamente, le tenían que mandar la limo y ponerle el camarín como pedía: whisky bueno y un montón de Coca-Cola en lata. Y eso lo hizo muchos años seguidos…”. (100 veces Charly. José Bellas y Fernando García, Ediciones B).

53. “Los teclados me aburren. Voy a Nueva York y lo que más me gusta es comprarme guitarras, me aburren totalmente los teclados. Me gusta cómo suenan, pero es como cuando ves dos chicas y una te gusta y la otra no: no es que una sea mejor que la otra”. (El Musiquero, diciembre 1994).

54. Después del show en River de Prince, Fabián Von Quintero y Charly fueron a un cabaret de la Recoleta. “Mientras copeteábamos algo, apareció Prince con un guardaespaldas. García flasheó, porque era muy admirador. Le quiso hablar, pero el artista estaba en otra cosa, muy entretenido con una trabajadora del amor”.

55. “Hice ‘Canción para mi muerte′ cuando estaba en el Servicio Militar. Me acuerdo que estaba en el Hospital Militar, había tenido unos problemas, digamos, de salud, y un poco inspirándome con todo el clima del hospital y todas esas historias, hice una canción para la muerte, que en el fondo es optimista pero en el momento reflejaba todo lo que sentía. Fue el ultimo tema que compuse antes de grabar Vida. Todos los demás temas eran temas que yo había empezado a hacer digamos a los 15, 16 años. Este fue el último que hice y me acuerdo que Álvarez, de movida, fue el que más le impresionó y a mí también me gustaba mucho, quizás porque era nuevo. Entonces entre los dos dijimos: ‘Bueno, este es el tema, digamos, a pasar por la radio”. (Del blogspot AnécdotasGarcía).

Charly García y Palito Ortega (Foto: Verónica Guerman / Teleshow)
Charly García y Palito Ortega (Foto: Verónica Guerman / Teleshow)

56. “Recibo muchas cartas y pido disculpas por no contestar ninguna. Nunca contesté cartas, por que me parece injusto responder a algunas sí y a otras no. La comunicación se hace por la música, y por supuesto que no tengo problemas cuando me paran por la calle. No creo que la gente tenga tocos conmigo, a nivel ídolo y todo eso. Algunas cartas que me llegaron son conmovedoras, como las que llegan de la cárcel o las de tipos con problemas. ¿Sabés quién se toma el trabajo de leer todas las cartas y contestarlas? León. Me parece admirable porque es todo un trabajo constante hacerlo”. (Del blogspot AnécdotasGarcía).

57. “Tener oído absoluto no implica que seas músico, implica que la tenés más fácil para serlo. Yo una vez trabajé de oído absoluto, de acompañar a cualquiera. Hace mucho tiempo, en Canal 7, en uno de esos programas donde los aficionados van a cantar. No era el de (Roberto) Galán, pero yo tenía que escuchar al participante y acompañarlo en cualquier tipo de género, tono o lo que sea”.

58. En 2018, las entradas para su show en el Gran Rex se agotaron en diez minutos. Batió su propio récord en velocidad de ventas: antes, había agotado todos los tickets para el Teatro Coliseo en apenas media hora.

Al recital en el estadio de Ferro, Charly García llegó vestido de rosa en un Cadillac del mismo color, acompañado de su banda
Al recital en el estadio de Ferro, Charly García llegó vestido de rosa en un Cadillac del mismo color, acompañado de su banda

59. ‘Desarma y sangra’ la hice cuando escuché a Tayda Lebón (hija de David) cantando ‘Blanca Navidad’. La música es clásica, pero no la hice para demostrar nada, aunque es cierto que la toco para demostrar que puedo tocar así. Cuando hice la letra me acuerdo que pensé en lo del faquir y en algo alegórico…pensé en alguien victima de la Inquisición y en ese clima de sanguijuelas y tortura. ¡Hasta pensé en Houdini escapando y mirando alrededor! Y parte de la música la hice cuando era chico”. (Antología del rock argentino. La historia detrás de cada canción, Maitena Aboitiz, Ediciones B).

60. Charly y Luis Alberto Spinetta presentaban “Rezo por vos”, en Cable a tierra, el programa de Pepe Eliaschev. Mientras Charly entonaba con Luis “Y prendí las cortinas/ y me encendí de amor”, las llamas devoraban el cortinado de la habitación de su casa mientras Zoca se bañaba.

Charly García y Luis Alberto Spinetta (Foto de Hilda Lizarazu)
Charly García y Luis Alberto Spinetta (Foto de Hilda Lizarazu)

61. Spinetta y Mariano López ayudaron a Charly a cargar los equipos en la camioneta, y salieron hacia el departamento de Coronel Díaz, acompañados. Zoca estaba bien, pero los dólares que había en el departamento ya no estaban. Los bomberos ofrecieron ser revisados para que García se quedara tranquilo de que no se lo habían robado. Dicen que Spinetta le dijo a Charly: “Es por mi culpa, demasiada energía”, y que Charly le arrojó un cenicero por la cabeza.

62. Otra versión de la historia afirma que García le echó la culpa a Spinetta: “¡Esto nos pasa por cantar canciones religiosas!”. Jamás volverían a trabajar juntos.

63. A nivel continental su explosión llegaría en la década del 80. Sus discos Yendo de la cama al living (1982), Clics modernos (1983), Piano Bar (1984) y Parte de la religión (1987) marcaron a fuego esa época post Dictadura y la expansión de su obra más allá de la Argentina.

64. En junio de 2012, mientras interpretaba “Canción de 2×3″, se desmayó sobre el piano a una hora de haber comenzado su recital en el estadio Orfeo. Estuvo internado en el Instituto Modelo de Cardiología por “su estrés por la presentación y porque es muy fumador. Eso provocó una crisis de hipertensión pero se recuperó bien y está estable”, decía el parte médico de ese momento.

65. ‘Mariel y el capitán’ la hice porque me acuerdo que un día estaba tocando el piano, se abrió la puerta en la casa de mis padres, se abrió la puerta de mi habitación y entro un tipo totalmente enfurecido: ‘¡Te voy a cortar las manos si seguís tocando!’. Yo me asusté muchísimo. No me quería cortar las manos porque tocaba y no le gustaba, entonces ahí tomé conciencia del asunto de los consorcios y todo eso. Entonces ahí surgió el tema”. (Del blogspot AnécdotasGarcía).

Charly García cumple 69
En el año 1982, Charly García comenzó su carrera como solista, ese mismo año Raúl de la Torre le encargó la banda de sonido de su película Pubis Angelical

66. El 26 de diciembre de 1982 brindó un show en la cancha de Ferro que quedaría en la memoria de toda una generación. Fue el primero de un músico de rock argentino en un estadio de fútbol.

67. Cuando interpretó “No bombardeen Buenos Aires”, lo acompañó con un show de proyectiles que impactó en la escenografía de Renata Schussheim. Una frase que quedó en la historia gracias al genial juego irónico de Charly: “No bombardeen Caballito”.

68. Charly narró brevemente sus experiencias en clínicas de recuperación: “Lo viví lo mejor que pude. Estuve en clínicas varias veces, sé lo que es: un cuartito así, que te cagan a pedos todo el tiempo, que te ponen el chaleco de fuerza. No tienen ni idea, estar encerrado es lo menos”.

69. Charly tuvo un fuerte cruce con Jorge Lanata. El periodista le dijo: “Creo que hiciste grandes cosas y que después te empezaste a copiar a vos, y creo que te das cuenta”. A lo que el músico contestó: “Y yo pienso que vos sos un pelotudo”.

70. Algunas de sus frases: “¿Yo más grande que Lennon? Sí, porque lamentablemente Lennon se murió”. “Si alguien me dice que no le gustan Los Beatles ya no confío tanto en él”. “El éxito es eso que te pasa después de un montón de piñas”. “Si todos juntos tomamos la idea que la libertad no es una pelea, se cambiarían todos los papeles, y estarían vacíos muchos más cuarteles”.

Pappo's Blues & Charly García - Sucio y desprolijo
“Yo probé demasiadas cosas, en el sentido de estar en la Quinta Avenida de Nueva York y ponerme en el medio de la calle, esperar a que venga el bondi y frenarlo con la mirada. Estas cosas te dan algo, por un lado, pero por el otro… Es una omnipotencia terrible. La gente hace esas osas u otras de similar calibre, pero no se traducen en obras del mismo voltaje. Podés ser Sid Vicious, pero se murió. ¿Cuál es el chiste? Lo podés hacer una vez, dos veces: estás con diez mi mujeres. ¡Ay, qué bárbaro que soy! Puedo dominar a Mirtha Legrand, a la prensa. Ok. Siento que eso me cansa, porque no me hace bien.” (No digas nada – Sergio Marchi)

SEGUIR LEYENDO:

Charly, el compositor de la banda de sonido de nuestras vidas

“Tu amor”: la historia del clásico de Charly García y Pedro Aznar que Duki convirtió en un suceso en YouTube

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Archivos

Categorías